Que la COP25 no se realice en Chile, no impedirá realizar la plantación histórica más grande de nuestro país. El 6 de diciembre se plantarán 30.000 árboles nativos en el Parque Metropolitano Cerros de Renca con el apoyo de voluntarios y empresas, en el marco de la campaña It’s Now!

El mundo sigue en alerta con el cambio climático, y Chile no es la excepción. La COP se canceló en Chile, pero el cambio climático no se detiene, y es así como la COP25 se llevará a cabo de todas formas en la ciudad de Madrid, España, en la misma fecha fijada para este 2019: del 2 al 13 de diciembre, pero en Chile siguen corriendo iniciativas que le hacen frente al cambio lunático.

La campaña internacional #6D Global Climate Action, It’s Now! seguirá firme con las actividades programadas para contribuir al cuidado del medio ambiente en todo el mundo. Chile no se quedará afuera y el 6 de diciembre reforestará los cerros de Renca con 30.000 árboles nativos como parte de las acciones en el marco del #6D.

Chile es uno de los países más vulnerables frente al cambio climático. Uno de los mayores problemas medioambientales en Chile es la contaminación atmosférica que se concentra en las denominadas  “zonas de sacrificio”, es decir, en lugares donde se concentra una gran cantidad de empresas contaminantes que vulneran la vida de las comunidades y contaminan los territorios, por lo que esta crisis no está ni estará desconectada de las demandas sociales.

Por otro lado, en nuestro país, tenemos el 82% de los glaciares (24.114) de sudamérica, pero no existe legislación que los proteja. Además, según Fridays For Future Chile, en su declaración de Emergencia Climática y Ecológica, los y las expert@s de Universidad Católica y Universidad de Chile advierten que en el Proyecto de Actualización del Balance Hídrico Nacional, la disponibilidad de agua se ha reducido hasta en un 37% en los últimos 30 años. Mientras que el último informe de la Organización Mundial de la Salud de ambientes saludables y prevención de enfermedades da cuenta que en todo Chile mueren cerca de 11.300 personas cada año por contaminación en el aire y enfrentamos olas de calor que exterminaron 600 mil hectáreas de bosque en los incendios que asolaron 2017 (información entregada por el Sistema de Información Digital para el Control de Operaciones de CONAF).

Pese a las preocupantes cifras, hay voluntad de producir cambios en esta materia en el país. Se han propuesto desafíos importantes para contribuir al cuidado del medioambiente como la carboneutralización 2050 y la Ley REP que regula los procesos de reciclaje y la estructura necesaria para un procedimiento eficiente, promoviendo una correcta puesta en marcha y responsabilidad en las empresas.

Desde el lado de la sustentabilidad en las empresas y en la vida cotidiana de las personas, la innovación social con impacto se ha hecho cargo con soluciones concretas para problemas puntuales del medioambiente, sin embargo; Socialab, empresa social que crea puentes entre la empresa privada, el gobierno y los innovadores sociales para impulsar estas iniciativas, cree que se siguen necesitando más empresas conscientes de su entorno, innovadores que hagan de su proyecto una solución de  triple impacto (social, económico y ambiental); como sociedad conectarnos con una economía circular que garantice la reducción, reutilización y reciclaje de los recursos y más soluciones efectivas para los problemas en todos los segmentos etarios y socio-económicos.

La innovación social ha recorrido un camino importante en estos últimos 10 años y en Chile se han creado soluciones reales para contrarrestar los problemas que ha dejado el cambio climático con iniciativas que ayudan a ahorrar agua, reutilizar la energía solar y optimizar el reciclaje, entre muchas más. Socialab recomienda algunas que destacan dentro del ecosistema y que invitan a participar de una vida más sustentable, promoviendo la sostenibilidad en lo cotidiano e incentivando a integrar normas amigables con el medioambiente en empresas interesadas por el futuro del planeta.