Cuando llegamos al Club Chocolate, ubicado en el centro del Barrio Bellavista, vimos a decenas de personas, algunas superaban los treinta años, otros, eran del promedio de los 25 años… Cualquiera había dicho que era una noche más, una noche normal para lo que acostumbra el barrio bohemio de la capital. Pero no era así; esta no sería una noche normal. Se sentía la ansiedad de los cerca de 200 asistentes, las ganas de volver en el tiempo y revivir una época dorada de nuestra infancia. Es lo que causa este cantautor chileno, radicado en Estados Unidos que, cada vez que viene a Chile nos hace viajar al pasado y cantar a todo pulmón canciones emblemáticas de las series de animación japonesa de antaño.

Capitán Memo nos trajo en esta ocasión su show denominado #Ochentalgia. Como su nombre lo indica, fue un show cargado a la nostalgia, ya que además de la presencia de su poderosa banda, contó con la compañía de otro icono de la TV de los 80-90, el gran Roberto Nicolini, que fue las veces de telonero en esta presentación, poniéndonos a tono con canciones que escuchábamos en la televisión. Nos mostró un variopinto de títulos, desde Topo Giggio, paseando por Tata Colores y cerrando con un recuerdo al gran Jorge Pedreros, cantando “Ríe” del mítico Jappening Con Ja.

Finalizada la primera tanda de nostalgia, entra la banda del Capitán, y nos comenzó a deleitar con canciones de SilverHawks, Thundercats, en sus versiones rock, con tal poder que ya nos comenzaba a erizar la piel a todos los asistentes.

Entra en escena Capitán Memo. Todo un Rock Star. Guitarra en mano, sus ya clásicos lentes oscuros y todo el poder que su voz tiene y que mantiene impecable para no dudar en ningún momento que su interpretación sigue siendo sólida y profesional, como sólo el sabe hacerlo. Tan Rock Star, que hasta se dio el lujo de tocar un tema de su compositor favorito: George Harrison de The Beatles y un tema de su autoría.

Capitán Futuro, El Galáctico, El Vengador, Don Quijote, Pequeña Lulú, La Máquina del Tiempo comienzan a llenar los corazones y a resonar en todos los espacios del Club Chocolate y todos los asistentes, eufóricos, todos a coro entonaban estos ya himnos de nuestra infancia.

Avanzado el show, el Capitán dio el paso para que la voz femenina de la noche acompañara su presentación con los temas de Candy y de Sailor Moon. Una presentación impecable para la joven Lissette-Chan, cantante también chilena, anisinger (cantante intérprete de canciones de animé) que a pesar de su juventud tuvo un despliegue único, mostrando su poder vocal interpretando los openings de íconos femeninos en el animé y el manga.

Un show que duró cerca de 120 minutos, éxito tras éxito, que a más de alguno de los asistentes pudimos ver que le corrían las lágrimas por volver, por un par de horas, a esta época de añoranzas y de dulces aventuras, como las de todos los personajes que Capitán Memo y su banda se preocupa de mantener vivos en la memoria colectiva de toda hispano américa.

Luego de este show, Capitán vuelve a los Estados Unidos…. Pero tranquilos… Que para 2019 se vienen tremendas sorpresas según el mismo Memo Aguirre nos comentó tras el espectáculo.

Es sólo cosa de esperar, y como dice uno de sus temas (y uno de los más pedidos por el público): MEMO, ERES FORMIDABLE.

Por Francisco “Panda” Ruiz-Tagle

Foto Por René Díaz