Deuda, mora y cesantía tras la crisis: fórmulas y soluciones concretas a lo que enfrentaremos en 2020

 

Una cesantía sobre los 2 dígitos y la pérdida de 300 mil puestos de trabajo, es la proyección que realizan las autoridades y es a juicio de los expertos, el tercer paso de las consecuencias de la crisis, que comienza con el endeudamiento de las empresas, para decantar en la necesidad de la desvinculación. ¿Cómo evitarlo? Te mostramos una lista de acciones concretas que pueden evitar los despidos masivos.

La crisis social llevó en pocas semanas al país a una compleja situación económica, en la que miles de pequeñas y medianas empresas se vieron afectadas, ya sea por los saqueos, o por la imposibilidad de abrir su negocio, ante las revueltas sociales.

A esto se suma, que los horarios de los trabajadores se acortaron de un día para otro, principalmente por los problemas de traslados a sus hogares, lo que implica menos venta y menos productividad.

Hoy, los indicadores y las autoridades, estiman que la cesantía llegará prontamente a los 2 dígitos y que se podrían perder 300 mil puestos de trabajo antes de finalizar el 2019.

“La cesantía vendrá por dos fuentes. Una son los ajustes de las empresas por miedo al presupuesto 2020 y por otro lado, por los locales cerrados de pymes. Si bien los efectos se podrán ver a fines de este año, claramente en 90 días veremos de manera más concreta como aumenta el desempleo”, explica El abogado Alberto Gerszencvich, gerente general y fundador de la empresa Remesa (www.remesa.cl), especializada en gestión de cobranza.

La fórmula que se produce tras la crisis es la de deuda-mora-cesantía, la que se explica porque de un tiempo a la fecha las empresas están sin caja, hay deuda, bajas ventas y se suma la crisis general, el crecimiento del Imacec en -3,4, un cambio de escenario con tasas más altas, que las pymes no pueden pagar. De ahí la cadena de deuda-mora resulta, decanta en el ajuste y termina en cesantía.

El experto entrega una serie de pautas sobre cómo las empresas pueden evitar estos despidos masivos y mantener a las personas en sus puestos de trabajo, pese a una crisis interna sin precedentes.

–       Ofreciendo condiciones alternativas a los colaboradores: Esto es concesiones reciprocas que eviten el despido.

–       Contratar y preparar y capacitar a los colaboradores requiere tiempo e inversiones. En lo práctico, capear los malos tiempos con baja de sueldos y mantener el puesto de trabajo.

–       Flexibilidad en los sueldos, por duro que sea

–       Flexibilidad en el día de pago mediante pagos parciales en el mes en la medida que la caja lo permita.

“Los empresarios hace ya un tiempo venían complicados. Una guerra comercial que aún no tiene salida, sequía en Chile, y la crisis sólo vino a incrementar y aumentar los resultados de las empresas. No sabemos ni nadie puede indicar qué va a pasar sólo presumir, o simplemente especular. Esta crisis ha hecho que cambiemos conductas o simplemente avancemos día a día o a la espera”.

Para más información sobre temas empresariales, de cobranza y de acciones a seguir durante la crisis, puedes ingresar www.remesa.cl

Deja un comentario