La plataforma VMWare ha implementado la solución tecnológica Workspace ONE, que ha permitido a las áreas críticas del país seguir funcionando. En el proceso, identificaron las falencias que aún existen en el país, lo que se debe mejorar y cómo este sistema de ‘home office’ llegó para quedarse, aún cuando termine la emergencia por el Covid-19.

Si bien en países como Estados Unidos y algunos de Europa el teletrabajo ha funcionado muy bien durante décadas, no ha sido así en Chile, donde el concepto de una fuerza de trabajo digital que funcionara casi exclusivamente desde casa se consideraba a años de distancia. La pandemia de COVID-19 cambió repentinamente todo, a medida que los días se convirtieron en meses y las empresas se vieron obligadas a capacitar a sus empleados e instalarlos en sus nuevas oficinas caseras.

Fue así como la pandemia logró que trabajar desde casa sea una realidad para muchos. Pero la pregunta ahora es ¿cuál es el futuro del trabajo a distancia? ¿Las políticas actuales persistirán o se volverá a la normalidad? Para clarificar este escenario, es necesario identificar las falencias que aún existen en nuestro sistema, principalmente en las áreas críticas del país, como salud, educación y la banca.

“Las organizaciones estaban acostumbradas a permitir el teletrabajo en ciertas áreas, no en todas, y daban acceso remoto solo a ciertos perfiles de usuarios; por lo tanto, la primera problemática con la que se encontraron fue la del acceso masivo. La segunda fue entregar soluciones rápidas para poder dar acceso a la mayor cantidad de empleados desde sus casas, ya que siempre pensaron que volverían pronto y no que este período se extendería por meses. Estaban acostumbrados a trabajar a distancia, pero por períodos cortos y regresando en ocasiones a la organización. Hoy, cuando las personas permanecen durante más tiempo fuera de las oficinas, los sistemas no tienen la capacidad para proporcionar una buena experiencia al empleado, explica Erika Diaz, EUC Sales SpecialistEnterprise SOLA de VMWare.

Según Erika Diaz, otras falencias se han tenido que solucionar en el proceso, como las problemáticas de la experiencia del usuario, que no ha sido la mejor, así como identificar que la persona que está utilizando el dispositivo sea quien dice ser, y que pueda acceder libremente a la información de la corporación, para trabajar de manera eficiente. Tampoco se ha permitido a todas las personas acceder desde su propio dispositivo a la información de la corporación, algo que se ha ido solucionando poco a poco, al verse obligados al trabajo a distancia en forma abrupta.

Hoy existen soluciones en el mercado que permiten que estos rubros críticos sigan funcionando, y que las personas puedan seguir accediendo a los servicios. Para esto, existen claves a considerar que la profesional identifica como:

–          Implementar soluciones de seguridad: Si hay información importante, que ésta quede dentro de una red segura.

–          Implementar soluciones de administración de dispositivos, aun cuando estén fuera de la red.

–          Entregar a sus empleados la capacidad de acceder a todo su entorno de trabajo, independiente de si están dentro de la corporación o fuera de ésta.

–          Permitir que los dispositivos puedan ser utilizados a distancia y que los empleados no necesiten volver a la corporación para utilizarlos o actualizarlos.

–          Aplicar sistemas de seguridad a distancia, para que las personas trabajen con total tranquilidad y las compañías no teman la fuga de información confidencial.

–          Abrirse a la tecnología y permitir soluciones que hagan eficiente la labor.

“En Chile, las empresas tuvieron la posibilidad de reaccionar rápido y ahora están pensando cuál es el siguiente paso. Muchos estudios señalan que la forma de trabajar no será la misma de antes y corroboraron que las personas sí pueden desempeñarse cuando trabajan a distancia y no solo en algunos tipos de áreas, sino en todas las áreas que abarca la organización. Hoy las compañías están pensando a largo plazo y están aplicando soluciones inteligentes, que no las amarren a ciertas estrategias, sino que les permitan trabajar con distintos tipos de dispositivos y de accesos, pero controlando la seguridad. Los desafíos como país es que sepamos que estamos en este camino y que la pandemia nos abrió las puertas y nos mostró que podemos trabajar a distancia”, agrega la experta.

La empresa VMWare, que desde este año ya cuenta con oficinas en Chile, tiene la innovadora solución de espacio de trabajo digital Workspace ONE, con la que las organizaciones pueden adaptarse rápidamente a los cambios imprevistos en cuestiones vinculadas al lugar de trabajo.

Al utilizar servicios en la nube, la plataforma Zero Trust de Workspace ONE les da a los equipos de TI (Information Technology, IT) la capacidad de desarrollar a distancia cualquier aplicación para cualquier dispositivo, lo que permite que todas las fuerzas de trabajo, sin importar su naturaleza, lleven a cabo sus actividades desde cualquier parte de manera instantánea y con seguridad de los datos.

By editor