Noticias RadioHoy

PAGO de DEUDAS AUMENTÓ un 20% tras el RETIRO del 10% de las AFPs

Alberto Gerszencvich, gerente general de la empresa Remesa, explica el comportamiento de la cobranza en pandemia y la activación de ésta, producto del 10%: “Los chilenos somos buenos pagadores”, asegura.

“Ha sido constante y progresiva la cobranza en estos meses. El peor mes fue en abril, pero a medida que fueron pasando los meses, se ha ido estabilizando la cobranza y asimismo la recaudación”, señala Alberto Gerszencvich, gerente general de la empresa de cobranzas Remesa, quien realizan un análisis del comportamiento de la cobranza durante esta pandemia.

El experto señala que un punto de inflexión importante fue la entrega del 10% de los fondos de las AFPs, puesto que desde ese momento, hubo un aumento significativo en el pago de deudas, lo que atribuye a lo buen pagador que somos los chilenos y por lo tanto, siempre hay una intención de estar al día en sus compromisos.

“Con el acceso de los ciudadanos a parte de los fondos de las AFPs muchos empezaron a pagar. En nuestro caso, el pago de deudas aumentó un 20% en las últimas semanas. Seguramente, muchos pagarán sus deudas (el chileno es buen pagador), pero la cifra de morosos sólo bajaría en 100 mil personas aproximadamente, porque el endeudamiento en nuestro país es muy alto”, explica.

Alberto Gerszencvich alerta que la foto real del problema se presentará a partir del término de las postergaciones bancarias de hipotecarios y consumo, así como también de la no prorrogación de los planes pro-empleo y el término de los fondos del retiro de las pensiones.

“Desde octubre del 2019 el escenario político-económico se empezó a complejizar y, desde entonces, los morosos han ido creciendo. Han aumentado las deudas y los morosos.  El último Informe de Deuda Morosa, que elaboran la Universidad San Sebastián y Equifax, registró que los morosos habían aumentado un 3% respecto al trimestre anterior. Sin embargo, la cifra es mayor: La tasa es cercana a un 8% o 10% respecto al trimestre anterior. Se trata de 4,9 millones de personas, más un 30% de personas en esas condiciones, que se encuentran “ocultos” o se omiten en los estudios por las postergaciones de los pagos”, agrega.

Alerta además, que esa cifra irá en aumento por la cantidad de cesantes. “De hecho, en octubre, cuando se terminen las postergaciones de los pagos y el seguro de cesantía y las personas tengan que cancelar sus deudas, la morosidad promedio aumentaría en un 44 por ciento”.

“El chileno es muy buen pagador. En ese aspecto, si bien ha aumentado la morosidad, ha sido en proporción a la baja de las empresas en recaudación, del orden promedio de un 30 a un 40 por ciento. Y si bien hay programas pro-empleo, las personas han mantenido razonables conductas de pago, también en directa proporción a las postergaciones de pago otorgados en las distintas industrias. Hasta el momento no se ha cortado la cadena de pago, por el comportamiento responsable del chileno”.

Basado en este escenario, es que a todos los clientes que se les acercan, para recibir asesoría, les señalan que es mejor negocios y abonar una parte de lo adeudado. “Para lograrlo, somos muy flexibles, complacientes y permisivos con nuestros clientes endeudados. Además, es importante transmitir que nunca es recomendable cortar la cadena de pago, porque eso afectaría a empresas de todos los tamaños y rubros. En esa línea, los llamados a “insolvencia” o “quiebra” son una pésima señal y traen consecuencias negativas para el que tome ese camino, como desprendimiento de los activos y pérdida total del patrimonio. A su vez, esas personas tienen problemas para acceder a créditos y entran a Dicom,”.

Remesa trabaja con más de 80 empresas de diversos rubros y tamaños, entre ellas de retail, banca y otras de rubros sanitario, farmacéutico, educativo, importadores, alimentos, bebidas, seguros, mutuales, exportadoras, proveedores de construcción e incluso algunos servicios públicos.

Deja un comentario