El presidente Sebastián Piñera decretó Estado de Catástrofe que tendrá su operación a partir de la medianoche de este jueves 19 de marzo 2020; pero ¿qué es un Estado de Catástrofe?

                El Estado de Catástrofe se contempla para los casos de calamidad pública y debe ser firmado por medio de un decreto presidencial junto a los ministros de Interior y Defensa. Una vez declarado, pueden ser restringidas las libertades de locomoción, reunión y el derecho de propiedad. En adición, será designado un Jefe de la Defensa Nacional quien tiene competencias legales para reponer la normalidad en la zona determinada; incluso el Presidente de la República puede delegar en él otras atribuciones para el mismo fin.

Efectos

                Las zonas respectivas por el Estado de Catástrofe quedarán bajo la dependencia inmediata del Jefe de Defensa designado por el Mandatario. Por otro lado, el Presidente puede restringir las libertades de locomoción y de reunión, disponer requisiciones de bienes, establecer limitaciones al ejercicio del derecho de propiedad y adoptar todas las medidas extraordinarias de carácter administrativo que sean necesarias hasta que se restablezca la normalidad en la zona afectada.

                En el punto de derecho de propiedad, en este caso particular,  el Gobierno podría disponer de las ambulancias del sector privado en función de la emergencia sanitaria, o bien se podría ejecutar la fijación de precios de algunos productos como mascarillas y/o alcohol gel.

 

El Jefe de Defensa tendrá las siguientes atribuciones:

  1. Asumir el mando de las Fuerzas Armadas y de Orden y Seguridad Pública que se encuentren en la zona.
  2. Controlar la entrada y salida de la zona y el tránsito en ella.
  3. Dictar medidas para la protección de las obras de arte y de los servicios de utilidad pública, centros mineros, industriales y otros.
  4. Ordenar el acopio, almacenamiento o formación de reservas de alimentos, artículos y mercancías que se precisen para la atención y subsistencia de la población en la zona y controlar la entrada y salida de tales bienes.
  5. Determinar la distribución o utilización gratuita u onerosa de los bienes referidos para el mantenimiento y subsistencia de la población de la zona afectada.
  6. Establecer condiciones para la celebración de reuniones en lugares de uso público.
  7. Impartir directamente instrucciones a todos los funcionarios del Estado, de sus empresas o de las municipalidades que se encuentren en la zona, con el exclusivo propósito de subsanar los efectos de la calamidad pública.
  8. Difundir por los medios de comunicación social las informaciones necesarias para dar tranquilidad a la población.
  9. Dictar las directrices e instrucciones necesarias para el mantenimiento del orden en la zona.