Sorprendente inicio del primer tiempo, ya que a todos sorprendió una Universidad de Chile (extrañamente de blanco) buscando ser protagonista del partido y apretando la salida de la Unión Española. Ya a los dos minutos había una jugada de peligro en el arco defendido por Diego Sánchez, pero son los locales los que tiene la primera gran opción ante una pésima salida del arquero azul Fernando de Paul, deja su arco descubierto y es Moisés Dávila quien desde 35 metros dispara directo al vertical derecho del arco visitante. Otra falla, ahora en la salida de la defensa hispana en los pies de Tomás Galdames, recuperan la pelota los estudiantiles y ante un centro desde la derecha, Joaquín Larrivey levanta el balón y de volea incrusta el balón en el lado derecho del arco de Sánchez.

Buen partido hasta ahí de la “U”, apretando la salida de los locales, sin dejarlos hilvanar jugadas, lo que complicó mucho a los dirigidos por Ronald Fuentes, pero todo acabaría con la lesión de Pablo Aranguiz, quien debió ser reemplazado por Fernando Cornejo (posible fractura), y ahí los azules se “cortaron en dos”: quedó la zona posterior, con los cuatro defensas y tres mediocampistas (Moya, Espinoza y Cornejo), totalmente desconectada de Montillo, Guerra y Larrivey.

Esto permitió que la Unión recuperara la pelota, y empezara a acercarse al menos a tres cuartos de cancha, y la “U” en forma casi natural se replegó peligrosamente, al punto de quedarse estática en su área, Y justo en el segundo minuto de los dos de descuento, cuando Hernán Caputto gritaba a sus dirigidos pidiendo que salieran a buscar, ya que estaban muy estáticos dentro del área,  Cristian Palacios anota el empate al empalmar un centro retrasado que vino después de un desborde por lado izquierdo de la delantera roja.

En el segundo tiempo fue Unión Española la que sorprendió, y producto de su esquema y juego más hilvanado, tomó el control del balón y no se lo entregó más a la “U”. Primero un tiro libre de Matias Sandoval, pone en dificultades a los azules y los termina por desarmar, haciendo evidente que su esquema de 4-4-2 los hace un equipo largo, sin tener además los jugadores idóneos para interpretarlo: Walter Montillo es un jugador de un tiempo, muy displicente cuando pierde la pelota y al momento de ir a buscarla; en defensa hay serios problemas con el timing de sus centrales, un arquero que no da seguridad ni bajo el arco como tampoco en sus salidas, y finalmente termina siendo un equipo partido en dos, como fue mencionado, sin que nadie se “ponga el equipo al hombro”. Y Unión es todo lo contrario: un esquema 4-3-3 que los muestra como un equipo corto, que se mueve en bloque, donde todos solidarizan entre sí, poseen un juego muy hilvanado y no es exagerado señalar que terminaron dándole un toque a la “U”.

Unión se vuelve a meter entre los cuatro primeros, tratando de consolidar su paso a una copa internacional, y la “U” vuelve a su mediocre presente, ahora aún peor producto de la lesión de Aranguiz.

Pormenores:

Estadio Santa Laura, Santiago

Público:  N/R.

Arbitro: Julio Bascuñán

  1. Española (3): D. Sánchez; J.P. Gómez (62’ L. Pavez), H. Cummins, T. Galdames, M. Larenas; M. Sandoval, V. Méndez, M. Dávila; Carlos Palacios, Cristian Palacios (83’ J. Mejía), F. Fritz. D.T.: R. Fuentes.
  2. de Chile (1): F. de Paul; M. Rodríguez, O. Gonzalez, D. Carrasco, J. Beausejour; C. Moya, G. Espinoza (66’ F. Lobos); P. Aranguiz (33’ F. Cornejo), W. Montillo; N. Guerra (76’ A. Barrios), J. Larrivey. D.T.: Hernán Caputto.

Goles: 21’ J. Larrivey (U) 0-1; 45+2’ Cristian Palacios (UE) 1-1; 55’ M. Sandoval (UE) 2-1; 80’ Cristian Palacios.

Tarjetas amarillas: Galdames, Dávila, Sandoval (UE); Gonzalez, Caputto, Beausejour, Moya (U).

Expulsados: No hubo.

Por Luis Miguel Retamales C.