Cinco beneficios de las actividades acuáticas para los niños

Escrito por el febrero 16, 2022

  • Los juegos en el agua aportan en el desarrollo personal, emocional y social de los más pequeños.

Las actividades acuáticas son un buen plan de entretenimiento en familia para este verano. Además de ser divertidos, los juegos en el agua contribuyen en distintos aspectos del desarrollo personal, emocional y social de los niños; por ejemplo, en el aumento de su independencia y la seguridad en ellos mismos. Es por esto que Huggies, la marca para el cuidado infantil de Kimberly-Clark, da a conocer cinco beneficios que brinda este tipo de experiencias para los más pequeños del hogar.

  1. Potencia el desarrollo psicomotor:

A diferencia de los ejercicios fuera de agua, el desplazamiento en la piscina brinda una sensación de libertad, de ligereza y facilidad para realizar distintos movimientos en todo sentido, lo que contribuye a una mejor coordinación y sensibilidad motriz en los primeros años de vida.

  1. Fomentan los buenos hábitos de seguridad en el agua:

Siempre bajo la supervisión de sus padres o tutores, es aconsejable que los niños desarrollen una relación cercana, cuidadosa y amigable con el agua desde pequeños. Entre el primer y cuarto año, los bebés pueden tomar clases iniciales de natación en compañía de sus padres o simplemente chapotear, hasta que se sientan preparados para aprender a nadar solos.

  1. Despiertan la curiosidad y fortalecen la confianza en uno mismo:

Las actividades en el agua ayudan a la estimulación temprana, lo que contribuye a una mejor percepción del entorno, a ser más aprehensivo, independiente y también al desarrollo de la autoconfianza.

  1. Afianzan la relación afectiva y cognitiva del bebé y sus padres:

Al ser una actividad conjunta, al momento de estar en la piscina, el bebé puede sentir el instinto protector de sus padres. Las reacciones innatas e instintivas que generan practicar natación contribuyen a alimentar el amor y la sensación de orgullo de parte de papá y mamá.

  1. Contribuyen a la relajación, el sueño y el apetito:

El agua tiene propiedades relajantes que ayudan a liberar la tensión nerviosa; además permiten que los niños disfruten más y mejor sus horas de sueño. Las actividades acuáticas también generan mayor apetito.

Pamela Leiva, Brand Manager de Huggies en Chile, comenta que “desde Huggies queremos ser un apoyo para los padres en las distintas etapas del crecimiento de sus hijos. En esta temporada de verano, una de las alternativas para acompañarlos es la ropita interior Little Swimmers, que ofrece un ajuste perfecto y permite que los niños disfruten del agua sin tener que preocuparse por filtraciones”.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Background