Con la REEDICIÓN de LA VOZ DE LOS ’80 y APARATO RARO, DISQUERÍA FUSIÓN celebra 40 años de su INAUGURACIÓN

Escrito por el junio 17, 2021

La tienda que ocupó un lugar central en la escena musical chilena a lo largo de sus 20 años de existencia, importando y difundiendo por primera vez gran parte de los grupos y solistas internacionales que se escucharon en los ’80 y ’90, -y productora que lideró el renacimiento del rock chileno de los 80, con bandas como Los Prisioneros, Aparato Raro, Emociones Clandestinas, Nadie y La Ley- celebra 40 Años de un trabajo que aun continúa su creador Carlos Fonseca en 2021, con la publicación en vinilo y CD de los dos primeros discos que editó Fusión como sello discográfico.  

En julio de 1980, Carlos Fonseca regresa a Chile, había pasado 9 de sus 18 años viviendo en Argentina junto a sus padres. Chileno, nacido en Lima, Perú, a los 3 años su padre regresa a Chile y a los 10 parte para Buenos Aires.

A lo largo de ese periplo, Fonseca alimenta un precoz amor por la música, escuchando a Bob Dylan, los Rolling Stones y comprando su primer disco a los 4 años, Rubber Soul de los Beatles.

En Argentina su interés por la música crece de manera exponencial, gracias al sólido movimiento del rock nacional argentino que nace en 1967 y en 1971. Cuando Fonseca llega a Buenos Aires, ya tiene como ídolos a Luis Alberto Spinetta, Gustavo Santaolalla y el debutante Charly García.

Incontables recitales, días enteros recorriendo tiendas de música, intercambiando discos en la plaza, leyendo revistas y libros de música, ocupan la vida de Fonseca, quien a los 14 años decide dedicarle su vida a la música, no para hacerla sino para promoverla.

Su objetivo inicial es colocar una tienda de discos, como en las que se pasa horas a la salida, junto a su hermano Jaime, contando la gente que sale con paquetes, así puede convencer a su padre Mario Fonseca que invierta en poner una propia.

En 1979 realiza su primer trabajo, montando para un tercero una disquería en Buenos Aires, haciéndose cargo del pedido inicial para surtirla, dedicándole tres meses a preparar una compra de 15.000 vinilos a Tower Records en San Francisco, California.

Fonseca trata de traspasarle sus ideas al dueño, sugiriéndole que coloque una TV con pantalla gigante en la vitrina y que la llame Fusión, tal como él había imaginado la suya, pero el dueño no se interesa y le pone de nombre La Vitrola. Fonseca renuncia días antes de la inauguración.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Background