Estudios demuestran que aprender a tocar un instrumento puede tener sorprendentes beneficios para la salud

Escrito por el septiembre 22, 2021

La música es uno de esos bagajes culturales que traemos casi desde la prehistoria, con aquellas percusiones que resuenan como la banda sonora de esas cuevas donde nuestros antepasados dejaron sus huellas con pinturas rupestres. Esas representaciones, que cuentan una parte de nuestra precaria historia, también son uno de los testamentos en los que se pueden ver a esas pequeñas personas tocando instrumentos que parecen ser pequeños tambores.

Con la enorme cantidad de instrumentos musicales que se existen en la actualidad, el repertorio de notas y sonidos que se logran hizo que existan miles de millones de fanáticos de la música. El surgimiento de miles de bandas en la era digital de la música está permitiendo además que la oferta sea cada vez más variada, permitiendo conseguir desde aquellas notas refinadas de los clásicos del renacimiento, hasta el rock gótico que muchos jóvenes disfrutan en la actualidad.

Indistintamente de gustos o preferencias, la revolución musical que comenzó con Internet y se fue expandiendo todavía más ahora con las distintas plataformas de streaming en vivo de recitales, bibliotecas de distintos artistas y nuevas revelaciones, hacen que la industria esté en uno de sus momentos culturales más ricos, pudiendo encontrar fusiones entre música asiática y jazz, hasta los tonos de África en un lounge que sirve para un evento social así como para relajar en casa.

Aprender a tocar un instrumento

A veces parece que aprender un instrumento musical es una tarea tremendamente difícil digna sólo de algunos dotados, pero claramente eso está quedando atrás. Sobre todo en esta era en la que el conocimiento fluye casi como cualquier río, en la forma de Internet, donde se puede encontrar desde clases online de guitarra, hasta la posibilidad de aprender de un gran maestro de piano de cola.

Es que de acuerdo a diversas investigaciones llevadas adelante por los más prestigiosos institutos del mundo, aprender a tocar un instrumento musical no sólo eleva en un 10% el coeficiente intelectual de las personas, sino que además tiene otros múltiples beneficios para la mente. Según el estudio llevado adelante con musicoterapia en decenas de pacientes, por los investigadores Gómez-Gallego y Gómez-García, notaron una mejoría en la memoria y orientación tanto de personas que sufrían la enfermedad, así como aquellos que tenían un principio de falta de memoria.

 

Sucede que tocar un instrumento o escuchar música, tienen la capacidad de reducir el estrés, depresión y ansiedad, mejorando notablemente la capacidad de nuestro cerebro no sólo para mantenerse sano, sino también para ayudarnos a recordar cuándo esta tremenda enfermedad avanza sobre el cerebro.

Además, para los más chicos aprender a tocar un instrumento como puede ser la guitarra, contará con notables beneficios, como puede ser por ejemplo mejorar la capacidad de concentración, promover las actividades sociales, desarrolla las habilidades motores finas y gruesas, pero también fomentará su creatividad, permitiéndoles ganar confianza y así tener una vida más relajada, llena de pasión y exitosa.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Canción actual

Título

Artista

Background